material religioso e historico de la "Santeria"por consultas Lauraguru@hotmail.com096209741, desde el exterior 05896209741

Domingo, 11 Julio 2010 18:20:19 GMT

El sistema cubano de adivinación de los caracoles. Antecedentes y origen.

La casi totalidad de los esclavos que llegaron al continente americano procedía del oeste de África, de la zona comprendida entre Senegal y Angola. Entre los principales grupos étnicos que habitaban el oeste africano hacia el sur del Sahara se encontraban los yoruba.

Los yoruba son un grupo étnico muy diverso, constituido por subgrupos que representan variaciones en el lenguaje, costumbres e instituciones, pero con suficiente unidad lingüística y cultural como para ser considerados una sola e interesante etnia. La mano de obra esclava de la última oleada migratoria antes de la abolición de la esclavitud, aún cuando incluyó otras etnias procedentes de África, fue la que llevó a cuba el mayor número de yoruba. Esto no fue un hecho fortuito, sino consecuencia de los acontecimientos que simultáneamente tuvieron lugar en el caribe y en África.

La independencia de Haití de la metrópoli francesa en 1804, hizo declinar la producción azucarera del país que hasta ese momento había sido el más grande productor de azúcar en América y principal suministrador del codiciado alimento en los mercados europeos: España aprovecha la decadencia de la producción haitiana y convierte a Cuba, su mayor posesión en el Caribe, en el productor principal. El auge de la producción agrícola en Cuba, que había comenzado hacia 1970, se acelera y extiende hasta 1875. En esta etapa, dada la creciente necesidad de mano de obra esclava, entran a Cuba cientos de miles de bozales, en las poco confiables estadísticas oficiales consta la entrada de 436.844 esclavos, aunque se conoce que la trata clandestina debe de haber incrementado considerablemente esta cifra.
Mientras tanto, en Afrecha, las guerras internas entre reinados y ciudades yoruba (1817-1893) y de estos con Dahomey (1698-1982)), convirtieron a los integrantes de esta etnia en presas fáciles para los rapaces traficantes de esclavos que operaban en la zona, a pesar de que España se había comprometido con Inglaterra a suprimir la trata.
En Cuba, a los esclavos yoruba y a sus descendientes se les denominó lucumí, mientras que en Brasil se les conoce como nago y en Sierra Leona con aku. Aunque se han difundido distintas versiones sobre el origen de la palabra lucumí, la más aceptada en la actualidad es la que afirma que proviene del saludo yoruba oloku mi, que significa mi amigo y que los esclavos usaban con frecuencia entre si.
Ningún grupo africano ha tenido mayor influencia en la cultura de América que los yoruba. En el Caribe y Sudamérica su sistema religioso, sincretizado con el cristianismo y en específico con la religión católica, florece principalmente en Brasil y Cuba, La identificación entre las deidades del panteón yoruba y los santos católicos ha originado lo que se conoce como Candomblé, en Brasil y la Santería o Regla de Osha, en Cuba.
En el mismo centro de las prácticas religiosas y de la vida de los yoruba se encuentra el proceso de adivinación. No existe viaje, matrimonio, trabajo u otra empresa importante que se acometa sin antes consultar el oráculo para conocer los mensajes de las deidades, saber qué ofrendar a los orishas y determinar si las decisiones que se intentan tomar son las correctas.
De los sistemas de adivinación llegados a Cuba con los esclavos de esta etnia, el de Ifá se considera como el mayor, más importante y profundo; mientras que el Dilogún africano se tiene como un oráculo más simple y de menor importancia.
En el sistema de adivinación de Ifá, los sacerdotes reciben el nombre de babalawo, que quiere decir padre de los secretos o simplemente awó, secreto. Para llegar a ser babalawo se requieren largos años de aprendizaje, que comienzan bajo tutela y continúan después prácticamente durante el resto de la vida.
El número de babalawo llegados a Cuba fue muy reducido en comparación con el número de yoruba; Estos, aún en las nuevas condiciones de vida, mantenían la costumbre de consultar el oráculo. Ante esta situación se hacía necesario disponer de un oráculo de mayor profundidad que el Dilogún africano y que pudiera ser utilizado sin necesidad de recurrir directamente el babalawo. En respuesta a las nuevas condiciones, los babalawo crean el sistema cubano de adivinación de los caracoles o Dilogún cubano. En este proceso de creación, se introducen cambios sustanciales que diferencian al sistema cubano de los africanos. Entre los cambios más importantes se encuentran los que se describen a continuación:
El Dilogún africano cuenta con 116 signos o letras fundamentales que se determinan a partir de una sola tirada de caracoles y de acuerdo con el número de ellos que adoptan la posición conversatoria. De esta forma suele decirse que tiene 16 odu simples.
En el sistema de adivinación de Ifá también existen 16 combinaciones posibles a cada lado del opelé o cadena de adivinación, como se puede observar en la figura 3; pero cada vez que este se manipula se obtienen dos de dichas configuraciones, por lo que el odu es compuesto o, lo que es lo mismo, tiene dos lados, brazos o patas, formados cada uno de ellos por una de las configuraciones posibles. Los odu compuestos del sistema de Ifá también pueden obtenerse mediante la manipulación de las nueves de palma o ikin. De acuerdo con esto, existirán 16x16=256 odu compuestos. Los yoruba creen que debido a la dualidad del odu o como ellos dicen, a sus dos patas, el sistema de Ifá posee mayor profundidad, dimensión y capacidad de diagnosticar y resolver problemas específicos.
Desde la creación del dilogún cubano este se diseñó a partir de los dos sistemas de adivinación de los yoruba -El Dilogún africano y el sistema de adivinación de Ifá- el sacerdote o consultante, despu8és de sacar el odu de consulta, simple en el Dilogún y compuesto en el de ifá, comienza a recitar todos los versos que conoce correspondientes a ese odu. Estos versos relatan historias de personajes de la mitología yoruba que enfrentaron problemas y las soluciones que les dieron; contienen, además, diversos refranes, proverbios y moralejas. Mientras el consultante recita los versos, el cliente escucha, y cuando hay un verso que es aplicable a su problema particular se lo indica al consultante, quien detiene la recitación procede a determinar las predicciones para el futuro inmediato y las ofrendas, sacrificios u otros recursos que se deben aplicar. continuara.................................


En: espirituales
Permaenlace: El sistema cubano de adivinación de los caracoles....
Comentarios: 0
Leído 787 veces.

Dejar Comentario

*
Smilies
*
Ingrese el código mostrado. 

laura gascón

lauraomoyemanja
montevideo;malvin norte, Montevideo, Uruguay

comenze allà por los 90 en Umbanda aquella de baños de descarga, de blanco y pies desclasos, aquella...

Mi perfil Completo

Categorías

Mis enlaces

Archivo

«Julio 2010»
DomLunMarMieJueVieSab
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Buscar

 



Blog Gratis para humanos.


Laura _ Yemanja